Comunidades PDETE de Carmen del Darién y Riosucio en Chocó, le apuestan a la reactivación económica con proyecto avícola

– La inversión asciende a más de $2.400 millones en los tres proyectos, enmarcados en la ejecución de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial Étnico — PDETE—.

– El proyecto busca fortalecer las capacidades técnicas locales a través del rescate de saberes  tradicionales étnicos que permitan la creación de redes y alianzas comunitarias.

– A la fecha, la iniciativa ha entregado más de 60.000 huevos y 2 Toneladas de proteína para las comunidades beneficiadas, generando un ahorro superior a los $21 millones de pesos  e  ingresos de más de$ 9 millones.


Chocó, 22 de junio de 2022.  El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas —WFP—, por sus siglas en inglés, en articulación con la Agencia de Renovación del Territorio —ART—y en el marco de Proyecto de Intervención Territorial del Fondo Multidonante —MPTF— para Riosucio y Carmen del Darién en el Chocó, ejecutan la estrategia denominada “Medios de Vida”, que permite el cumplimiento de la implementación de las iniciativas PDETE en los pilares de Reactivación Económica y Derecho a la Alimentación, en estos dos municipios de la subregión Chocó.

El proyecto busca fortalecer las capacidades técnicas locales a través del rescate de saberes tradicionales étnicos que permitan la creación de redes y alianzas comunitarias y así contribuir a la reactivación económica, con el montaje de 400 granjas o galpones de gallinas ponedoras para 400 familias que fueron beneficiadas en total con 6 mil gallinas, 1.600 bultos de concentrado animal, 400 comederos, 800 bebederos, 30.000 metros de malla, 2.400 láminas de zinc, 800 kilos de semilla entre maíz y frijol y más de 2.000 horas de asistencia técnica entregada.
 
Alejandro Bernal –Jefe de la Oficina del programa Mundial de Alimentos —WFP— para el Chocó, señaló: “Además de las granjas avícolas, el proyecto tiene un componente ambiental de empoderamiento a las comunidades sobre la importancia de mejorar sus prácticas ambientales en la conservación y protección de sus territorios”, que consiste en la identificación de un área de reserva en los predios de cada familia beneficiaria, un total de 106 hectáreas, en las que se  establecieron de forma individual granjas comunitarias de entre 100 y 400 metros cuadrados cada una, con el fin de obtener granos para la alimentación de la familia y los excedentes para ser usados en las gallinas ponedoras”.

El proyecto, al día de hoy, ha entregado más de 60.000 huevos, y 2 Toneladas de proteína para las comunidades beneficiadas. Generando un ahorro en dinero de más de 21 millones de pesos e ingresos de más de 9 millones, más de $75 mil pesos por familia  

Estas intervenciones están siendo lideradas en su ejecución, por la Asociación de Consejos Comunitarios y Organizaciones del Bajo Atrato —ASCOBA— quien asocia a los gobiernos étnicos del territorio, representados por los Consejos Comunitarios de Domingodo, Pedeguita y Mancilla, Curbaradó, y la Larga Tumaradó. En el Consejo Comunitario de la Larga Tumaradó de Riosucio, se trabaja con las comunidades de Caño Seco Limón, Aguas Vivas, Puerto Rivas, Puerto César, La Punta, y Caracolí, así mismo, en el Consejo Comunitario de Pedeguita Mancilla, las comunidades beneficiadas son: San Andrés, Playa Roja, El Diez, El Abierto, y Siete de Agosto

Para Enrique Santos Palacios, habitante de la comunidad de Playa Roja, perteneciente al Consejo Comunitario de Pedeguita Mancilla, el proyecto “Medios de Vida” ha sido beneficioso para él y su familia, debido a que las gallinas ponedoras les están dando la oportunidad de comer y además comercializar los huevos. ”Nos sentimos muy contentos con los proyectos y estamos dispuestos a trabajar para que estas iniciativas sean realidad. Hoy el gobierno nacional está cumpliendo y estamos muy agradecidos”

En Carmen del Darién, el Consejo Comunitario de Domingodó, se vio beneficiado en las comunidades de Domingodó, Urama, y Chintadó, de igual manera en el Consejo Comunitarios de Curbaradó, con las comunidades de El Guamo, Caracolí, Despensa Media, Despensa Baja. En total, 18 comunidades son las beneficiadas, lo que equivale a unas 400 familias.
 
El programa Mundial de Alimentos —WFP— por sus siglas en inglés, además del proyecto de “Medios de Vida”, participa en la ejecución de dos iniciativas más consistentes en la construcción de una planta de procesamiento de harina de plátano y otro de la compra de una maquinaria verde, fortaleciendo la ejecución de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial Étnico —PDETE—, para la Subregión de Chocó.

  #PazConLegalidad #ChocoEsPDETE #CarmenDelDariénEsPDETE