UNIDAD PARA UNIDAD DE IMPLEMENTACION DEL ACUERDO DE PAZ

LOGO UNIDAD COLOR

Con presencia del presidente Gustavo Petro Urrego se instaló Puesto de Mando Unificado por la Vida – PMUV- en el AETCR Mariana Páez, de Mesetas, Meta, y se acordó su permanencia por tres meses más, así como la compra de 1400 hectáreas fértiles.

Mesetas, Meta. 30 de marzo de 2023

El presidente de la República Gustavo Petro Urrego hizo presencia en el AETCR Mariana Páez, en Mesetas, Meta, espacio en el cual se conoció hace semanas una situación de amenaza contra la integridad y la vida de los firmantes y sus familias, que desde la firma del Acuerdo de Paz venían construyendo su proyecto de vida en dicho territorio, pese a las solicitudes históricas de algunos de ellos de querer asentarse en otros lugares, o contar con mayores garantías que permitieran el desarrollo de proyectos productivos e infraestructura, entre otras necesidades en este lugar.

“Para esta AETCR se necesitan 1.400 hectáreas fértiles de las tres millones que habla el Acuerdo en su punto uno. Si vamos a cumplir con tres millones de hectáreas podemos cumplir con 10.000 para todas la personas y familias que están en este tipo de espacios”, expresó el presidente Gustavo Petro.

Con el firme compromiso de implementar el Acuerdo de Paz, y luego de una reunión sostenida con el presidente, la comunidad, delegados de Gobierno y representantes de firmantes de paz, se anunciaron los siguientes acuerdos:  

  1. Compra de los predios parte de la Agencia Nacional de Tierras para garantizar el traslado.
  2. Conservar el campamento humanitario con acompañamiento permanente de la Secretaría de Derechos Humanos, el CICR, la Defensoría del Pueblo, UARIV, MAPP-OEA, ARN, quienes permanecerán acompañando el campamento humanitario.
  3. Salida inmediata del territorio en caso de romperse el diálogo con el grupo armado que realizó la amenaza.
  4. Cronograma para la salida con garantías de dignidad: funcionamiento del comité de ruta humanitaria para la logística del traslado que requiere un cronograma con acciones, tiempos definidos y responsabilidades para dar cuenta de las fases del traslado, con un seguimiento semanal por un periodo de tres meses. Continuar con el funcionamiento de la Mesa de Tierras.

Los predios priorizados por la comunidad firmante son: Alto Rondón, La Gloria, El Diamante.

De Cormacarena se requieren conceptos jurídicos ambientales expeditos para garantizar la compra; la priorización para la compra de los predios mencionados, garantizando los terrenos para la priorización de los proyectos productivos ganaderos de la comunidad.

La próxima semana se desarrollará una reunión con el presidente, el equipo de trabajo de la ARN, en cabeza de su directora Alejandra Miller para analizar las resoluciones y decretos del gobierno anterior que han impedido una eficiente compra de tierras y una implementación plena de lo pactado.

“El primer compromiso de este presidente es quitar todo ese enredo de púas, de cercos jurídicos para precisamente agilizar los acuerdos; aquí se necesitan 1400 hectáreas fértiles usando la ley que corresponde, es la Ley 160 de 1994, a la ley no hay que tenerle miedo, la plata está, la voluntad de nosotros está, menos abogados, menos miedo y más acción”, puntualizó el presidente Gustavo Petro.

Por su parte, Gloria Cuartas, directora de la Unidad de Implementación expreso: “Yo tengo 62 años de vida y de ellos 40 acompañando comunidades que han decidido defender el derecho al territorio y el derecho a exigirle al gobierno, y hoy yo soy gobierno, que se respete el derecho a la vida y el derecho a la permanencia en los lugares. Nunca pensé que iba a llegar un momento de tanto dolor para la comunidad, pero quiero que me permitan a mí como responsable la implementación y con el equipo que señor presidente designó para esta tarea ¡cumplir!

“Hay que hacer una evaluación pública y política de lo que encontramos, pero sobre todo, del futuro que tienen los firmantes, pues no deben sufrir las consecuencias de un aparato represor, no pueden mi deben las niñas y los niños estar sometidos al exilio, al éxodo, yo no quisiera verlos en Villavicencio entre el dolor y el desprecio. Debemos responder por el acuerdo, mi vida está puesta en esta responsabilidad”, finalizó Gloria Cuartas.