UNIDAD PARA UNIDAD DE IMPLEMENTACION DEL ACUERDO DE PAZ

LOGO UNIDAD COLOR

Declaración conjunta 1ra Sesión Territorial de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación-CSIVI- En Villagarzón Putumayo

 A las colombianas, a los colombianos, a las comunidades del departamento del Putumayo, especialmente a todas y todos lo habitantes de este hermoso municipio, a las víctimas y a los líderes, firmantes de paz, comunales asesinados, a los países garantes, acompañantes y a toda la comunidad internacional.

Luego de un arduo día de trabajo, hemos culminado la 1ra sesión Territorial de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación -CSIVI- tanto la representación del Estado colombiano en cabeza del Gobierno Nacional como la representación de la alta parte contratante del Acuerdo Especial de Paz, representada en el componente Comunes y cada una de las instancias del Acuerdo presentes en esta sesión, reiteramos nuestro compromiso indeclinable con la implementación integral de el Acuerdo Final de Paz suscrito en La Habana Cuba en 2016 y llevar su materialización a cada uno de los rincones del territorio nacional. La transformación desde el territorio, el seguimiento, el impulso y la verificación de la implementación de la paz se hace desde las regiones, desde las víctimas de la guerra. Este compromiso y apuesta por la paz se profundiza a la luz del poder de los procesos constituyentes desde los territorios.

Queremos expresar nuevamente lo dicho al inicio de esta jornada. Llegamos a Villagarzón con la certeza del compromiso de las autoridades locales y Departamental en la inversión conjunta en la implementación del acuerdo de paz, de buscar las condiciones de paz territorial, sabemos que el capítulo de paz en el plan de desarrollo es una vía segura para trabajar por la paz territorial , estamos aquí para escuchar a las comunidades y hacer compromisos reales que buscan la materialización y la implementación integral del Acuerdo Final de Paz, especialmente el capítulo étnico y capitulo de género como ejes transversales de lo pactado que deben verse reflejados en el territorio. Dentro de los compromisos asumimos:

Tramitar y hacer seguimiento a las propuestas aquí surgidas, enviándolas a las entidades competentes y solicitando respuesta para trasladarla a los liderazgos y comunidades aquí presentes.

Con la CSIVI la mesa técnica de seguimiento a los proyectos PDET, OCAD PAZ y hacer veeduría y seguimiento a la inversión.

Mesa técnica de seguridad y protección en Putumayo en fecha acordada conjuntamente y socializar y dar respuesta en el plan estratégico de seguridad.

Reconocemos y valoramos los esfuerzos realizados por el gobierno del Cambio para garantizar el acceso y formalización de la tierra. La reforma Rural integral debe ser imparable. Atendemos el llamado de urgencia para agilizar la implementación y garantizar la restitución, la formalización, la compra de más de un millón y medio de hectáreas y la generación de acciones para poner fin a la deforestación; de ahí que el incremento al plan plurianual de inversiones en un 36% con relación a gobiernos anteriores, resulta un aliciente en pro de cumplir las apuestas en la reforma y aportar en la seguridad alimentaria, y la superación de la exclusión, la pobreza y la marginación que han tenido que sufrir estas comunidades por ausencia del Estado.

El sueño de hacer de Colombia, potencia mundial de la vida es el sueño de todos y de todas y el Acuerdo Final de Paz parte integral de este anhelo.

Los derechos de miles de víctimas del conflicto de este departamento deben ser satisfechos y materializados, especialmente la reparación integral y las garantías incluidas las de no repetición para que no se siga sufriendo los horrores de la violencia.

Requerimos de toda una puesta institucional y estatal que pasa necesariamente por generar que los programas PDET se conviertan en política pública permanente para lograr la transformación de todos los territoritos que sufren la pobreza y la victimización, de ahí que el Plan Marco de Implementación, como instrumento orientador de las políticas públicas y el ajuste institucional para la implementación del Acuerdo debe ser modificado en su tiempo de ejecución.

El punto 4º del Acuerdo, representa una propuesta integral para el abordaje del problema de drogas de uso ilícito que va más allá de una acción asistencialista. Se convierten en una premisa que para cumplir con dicho punto son necesarios tres pilares: Programas de sustitución, Planes integrales de desarrollo con participación de las comunidades, ejecución y evaluación de dichos programas y la recuperación ambiental de las áreas afectadas por dichos cultivos; sumado a programas de prevención del consumo y salud pública y una solución al fenómeno de producción y comercialización de narcóticos. Debemos retornar a los principios del PNIS , especialmente la integración con la reforma rural integral, construcción conjunta y participativa, enfoque diferencial con relación a las condiciones de cada territorio, sustitución voluntaria y el respeto a las normas del Estado social de derecho.

Para el Estado colombiano y especialmente para este Gobierno, el proceso de reincorporación de miles de hombres y mujeres que siguen en su firme compromiso con la Paz, representa uno de los pilares de todo el proceso de ahí que la sostenibilidad de todas las acciones que conllevan la reincorporación económica es uno de los compromisos más urgentes, sumado a los derechos fundamentales ligados a la reincorporación integral, especialmente las garantías efectivas para la participación política y las garantías de seguridad jurídica. Debemos sumar todas las voluntades para llevar a cabo el Programa de Reincorporación Integral.

Lamentablemente la situación de violencia que aun entristece estos territorios, especialmente por la expansión y crecimiento de grupos armados al margen de la ley, ha traído consigo la amenaza, desplazamiento y asesinato de lideresas y líderes sociales y de 40 firmantes del Acuerdo de Paz en el departamento, de ello ha dado cuenta los informes de la Defensoría y todas las intervenciones de las comunidades. El sueño de hacer de Colombia una potencia de la vida no puede ser opacado por aquellos que todavía se nutren o incentivan la guerra, de ahí que nos debe juntar el compromiso de todos y todas para que no haya más muertes, no más estigmatización y podamos atender el clamor de las y los jóvenes, de las nuevas generaciones, de las mujeres por todo el impacto que genera , de las comunidades étnicas y campesinas y hacer de estos territorios escenarios de paz y reconciliación. La protección colectiva debe ser una apuesta del gobierno, con los firmantes, las organizaciones y las autoridades territoriales.

La participación, el diálogo y la escucha son nuestros compromisos. Acompañamos las organizaciones ambientales, de mujeres, jóvenes, LGBTIQ+, campesinas, afros e indígenas, y constructoras de paz. La Transformación Regional, especialmente de departamentos como el Putumayo es el único camino para superar décadas de violencia, exclusión y pobreza.

Colombianas y colombianos,

¡Unámonos todos y todas por la implementación del Acuerdo paz!

Muchas gracias.

Esta actividad contó con la participación

  • Embajada de Cuba
  • Embajada del Reino de Noruega
  • Enviado Especial de la Unión Europea
  • Embajador de la Unión Europea
  • Embajada de Suiza
  • Embajada de México
  • Embajada de Irlanda
  • Embajada de Chile
  • Embajada de Panamá
  • Embajada de Argentina
  • Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia
  • Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos
  • Procuraduría General de la Nación
  • Defensoría del Pueblo.
  • Gobernación del departamento del Putumayo
  • Alcaldía de Villagarzón Putumayo
  • Integrantes del Ejercito Nacional
  • Integrantes de la Policía Nacional
  • Funcionarios de la Unidad Nacional de Protección

Villagarzón Putumayo, 26 abril de 2024

Loading