UNIDAD PARA UNIDAD DE IMPLEMENTACION DEL ACUERDO DE PAZ

LOGO UNIDAD COLOR

Presidente Duque hace balance de la política Paz con Legalidad ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Intervención del Presidente de la República de Colombia, Iván Duque Márquez, ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)

Nueva York, 12 de abril de 2022.

Es un honor para mí, como Presidente de Colombia, hacer presencia hoy en este Consejo de Seguridad; hacerlo, además, por solicitud nuestra, para poder compartir con ustedes los resultados de lo que ha sido una agenda de país para la construcción de la paz.

Nuestro país, señores Embajadores, ha sufrido durante muchas décadas la ignominia de la violencia; se ha visto afectado por múltiples situaciones de violencia fratricida e irracional de grupos armados ilegales que han pretendido lacerar a nuestra nación y afectar la estabilidad institucional.

Dicho eso, Colombia es un país que abraza los principios sustanciales de la paz, como se encuentra consagrado en el artículo 22 de nuestra Constitución, donde nuestra Carta Política, como faro, guía y corifeo de nuestra sociedad, expresa que la paz es un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento.

Esa virtud esencial de ese artículo 22 se soporta también en el artículo segundo de nuestra Constitución, que señala, con total amplitud y sin ambages, que el deber principal del Estado es garantizar la protección de la vida, honra, bienes, derechos y libertades de todos los ciudadanos, en todo momento y lugar.

Bajo esa premisa, debemos también asumir que en los últimos 40 años Colombia ha tenido varios procesos de paz con grupos armados ilegales, algunos más exitosos que otros, algunos con mejores resultados que otros, pero se ha presentado una constante valoración institucional en buscar los principios de desmovilización, desarme y reinserción.

Pero, además, con otro elemento sustancial, y es ir acomodando a las circunstancias avances y desarrollos del derecho internacional esa voluntad de paz, y todavía, con mayor certeza, después de que el mundo vio nacer el Estatuto de Roma para que crímenes de lesa humanidad no quedaran en la impunidad.

El proceso del año 2016 es uno de esos, y es un proceso que, sin lugar a dudas, trae retos, oportunidades para nuestro país, pero también es importante poner en el contexto de la comunidad internacional que, después de esa firma, también en nuestro país seguían existiendo amenazas latentes de grupos armados ilegales, como el Eln o como grupos terroristas vinculados al narcotráfico, donde también se encuentran organizaciones como ‘Pelusos’, ‘Caparros’, disidentes de las Farc y,  por supuesto, este temeroso grupo de narcotráfico conocido como el Clan del Golfo.

Bajo ese entendido multidimensional de las amenazas a la seguridad, pero de la necesidad de construir paz territorial en Colombia, desde el primer día de nuestro Gobierno pusimos en marcha una visión, una política pública que llamamos la Paz con Legalidad, principio rector de la construcción de la paz sin impunidad y que buscara, en virtud de lo que ha dicho la Corte Constitucional de Colombia, hacer una adaptación para una implementación certera, eficaz, verificable y abierta al escrutinio de toda nuestra sociedad.

Por eso, desde el primer día en que le anunciamos a Colombia la política de Paz con Legalidad, hicimos un llamado a la Organización de las Naciones Unidas para que la Misión de Observación y acompañamiento a este proceso estuviera presente con nosotros durante los cuatro años de Gobierno.

Esta debe ser también una ocasión para agradecer al Secretario António Guterres por su compromiso, por su liderazgo, en que este acompañamiento, que debe ser independiente e imparcial, sea también la posibilidad de que en el concierto de las naciones y en el multilateralismo se le dé el apoyo necesario a Colombia.

Quiero agradecer también al doctor Carlos Ruiz Massieu y a su equipo por esa constante participación en toda la construcción de políticas públicas que nos permitan a nosotros llegar a los territorios.

Bajo esa perspectiva, señores Embajadores y Representantes Permanentes, es que el enfoque de la Paz con Legalidad para nosotros es integral, y busca que todos los elementos avancen también manteniendo, cuando sea necesario, una visión crítica, con aras de mejorar y subsanar aquellas cosas que lo requieren.

Es en virtud de ese enfoque integral, que yo quiero hacer referencia a muchos de estos logros en nuestro país, porque han sido acompañados por este Consejo de Seguridad en todos los informes que se han presentado, desde entonces, pero también con el apoyo bilateral de muchas de las naciones reunidas en este Consejo de Seguridad.

Vea nota completa

 

https://idm.presidencia.gov.co/prensa/Paginas/Intervencion-del-Presidente-de-la-Republica-de-Colombia-Ivan-Duque-Marquez-220412.aspx